5 Razones por las cuales El Salvador tiene que ser tu próximo destino.

¿Que tiene para ofrecer el país mas pequeño de Centro América?

1 – El país de los volcanes

A pesar de tener tan solo 21.000 km2, tenemos mas de 23 Volcanes Activos. Uno de los mas impresionantes el volcán de Santa Ana o conocido como Ilamatepec, desde donde puedes disfrutar de impresionantes paisajes.

2 – Sitios Arqueológicos Mayas

Vestigios pre-hispánicos que muestran el paso y la vida de civilizaciones indígenas. Uno de los que mas resalta es Joya de Cerén (Patrimonio Mundial de la Humanidad), conocido como la Pompeya de América, que muestra como vivían, que comían, como dormían, creencias y arquitectura de una población Maya de hace 1400 años. Todo a causa de una erupción volcánica que sepulto y conservo en cenizas una comunidad agrícola.

3 – Riqueza Cultural y Natural

Pintorescos pueblos coloniales, bellos lagos volcánicos, cordilleras volcánicas, cascadas, 300 km de playa, algunas de ellas usadas para campeonatos internacionales de Surf.

4 – Su Arquitectura

El centro histórico de San Salvador con su Catedral Metropolitana, Palacio Nacional y su famosa iglesia El Rosario, con una belleza peculiar y única a nivel del continente.

5 – La Gente

Pero algo especial y que hará que tu experiencia sea única, es el contacto con la gente. Como dicen por ahí: Los salvadoreños son amables a mas no poder, siempre se ofrecen a ayudarte con una sonrisa que parece escaparse de sus caras. Personas que luchan por ganarse el pan de cada día con el sudor de su frente y el dolor de sus huesos, pero siempre dispuestas a ayudarte.

Se que tenemos problemas con delincuencia, como cualquier otro país latinoamericano. Con medidas de seguridad básicas y sentido común, tu estadía sera fabulosa, y estamos seguros que te quedaras con ganas de regresar.

Anímate, dale una oportunidad a El Salvador y descubre lo tiente por ofrecer.

El Volcán de Santa Ana, la belleza de un gigante dormido

Después de caminar por dos horas desde un sobrecogedor bosque nebuloso, pasando por todo tipo de terreno, levantas la mirada y te das cuenta que ante tus ojos esta uno de los mas majestuosos escenarios de la naturaleza en El Salvador, has llegado a la cima del volcán de Santa Ana y te das cuenta que ha valido cada minuto de tu esfuerzo.

Todo esta aventura empieza cuando te diriges al Parque Nacional Complejo Los Volcanes, ubicado en la cima de un volcán extinto conocido como El Cerro Verde, a tan solo 65 kilómetros de San Salvador.

El Cerro Verde en realidad se trata de un volcán que nació aproximadamente 1.5 millones de años atrás y tuvo su última erupción hace unos 25 mil años.  Tiene una altura aproximada de 2,030 msnm y cubierto por bosque nebuloso (selva mediana perennifolia). Es un volcán extinto que por lo general el turista puede confundirlo con un cerro.

Empieza la travesía a la cima del coloso

A las 11:00 de la mañana, preparados con suficiente agua y alimento ligero para el camino, emprendemos nuestro viaje desde El Cerro Verde, caminando en medio de un cráter extinto, para conquistar la parte mas alta del volcán Ilamatepec, nombre de origen nahuatl que significa «Cerro Padre» por ser el volcán mas alto del país.

Es el mayor de los volcanes del Complejo y el tercer punto más alto de El Salvador. Tiene una elevación de 2,381 msnm. Su historia geológica se remonta a unos 2 millones de años, con erupciones irregulares, tal es el caso que Ilamatepec demostró su fuerza en el año 2005, con una erupción que destruyó vegetación, poblados y cultivos.  Por más de año y medio el sistema de Protección Civil prohibió las visitas turísticas u otro tipo de actividad en las inmediaciones del coloso, debido a que permanecía activo y en potencial peligro para la zona.

El camino es emocionante, donde pondrás a prueba tu resistencia física, bajando alrededor de 600 gradas hasta llegar a las faldas del volcán de Santa Ana. Llegar hasta aquí habrá sido la primera comprobación de tu estado físico. En este lugar podrás tomar tomar un respiro para continuar con la travesía.

Conquistando la cima del Volcán de Santa Ana

Aquí comienza lo mejor de la experiencia, la subida. Comienzas a sentir la conexión innata que siempre has tenido con la naturaleza, despertando en ti fascinación, paz, tranquilidad y sobre todo asombro ante los increíbles paisajes del territorio salvadoreño, a la vez que un refrescante viento te anima y refresca para llegar hasta la cima.

Después de dos horas desde el comienzo de la caminata, has llegado a la cima. Has cumplido la meta y el volcán Ilamatepec te recompensara. Un espectáculo natural reservado para muy pocos. Una laguna increíble en belleza espera impaciente para ser apreciada en el fondo del cráter. El color verde esmeralda de sus aguas es simplemente hipnótico a tus ojos.

Ahora falta la parte final de tu recorrido, volver.

¡Te animamos a vivir en carne propia esta experiencia! El Salvador espera por ti